Dudas lingüísticas. ¿Desde dónde…?

Hola, soy Leocadio. Me llaman “El Enteraíllo”. De hecho, por Leocadio hace años que no contesto. Soy colega de Manu, y como él le da tanta importancia a lo que opinen los demás, me ha pedido que sea yo el que me encargue de la sección: “Dudas lingüísticas”.

Manu piensa que si escribe su opinión sobre algunas incorrecciones que poco a poco se están introduciendo en nuestro lenguaje, se va a ganar la imagen de pedante o presuntuoso. Y me consta que él no es nada de eso; pero yo sí, y mucho. Por otro lado, me importa un carajo lo que opinen de mí. Es más, me jode cuando mi madre me dice que soy un buen chico. ¡NO, JODER! Yo no soy un buen chico, yo soy un puto gilipollas engreído, así que no me toques la moral con halagos estériles, ¿de acuerdo? Soy “el enteraíllo”, ¿te “dá cuen”?

Sigue leyendo

¿Detrás mía o detrás de mí?

Esta mañana llegué y me puse en la cola, y un señor de unos sesenta años que estaba sentado a dos metros me dijo: “Usted va detrás mía”. Me llamó de usted, lo cual me fastidió mucho, porque… es evidente que soy asquerosamente joven. ¿Acaso es porque tengo alguna cana desperdigada en mi perilla?

Lo cierto es que aunque me sentí un poco agraviado porque aquel señor me llamó de usted, me sentó aún peor escuchar “detrás mía”.

Hay expresiones que, además de ser sintácticamente incorrectas, molestan cuando se escuchan.

Sigue leyendo