Si no eres único o diferente, entonces eres vulgar, uno más

Estoy feliz, muy feliz.

Hace tres meses me encargaron reescribir los textos de la web de una empresa que, por el compromiso de confidencialidad que pacté, voy a mantener en el anonimato. Esta web tenía una media de unas trece mil “visitas únicas absolutas” diarias, y una media de unas quince mil “páginas vistas”; es decir, trece mil personas diferentes visitaban la web de la empresa, pero cada visitante sólo entraba en 1,15 páginas de la web.

La conclusión que se saca de estos datos es inmediata: la home (o portada o página principal o primera página que aparece cuando entramos en la web) no era suficientemente atractiva como para que los visitantes se sintieran seducidos a seguir navegando en otras páginas de la web e interactuando con ella. La mayoría de los visitantes llegaban, entraban, echaban un vistazo en la home y se iban. Pero lo peor de todo es que el número de llamadas telefónicas y de correos electrónicos que provenían de la web eran escasos. Es decir: los potenciales clientes que visitaban la web no estaban interesados en entablar una conversación con la empresa. Y esto precisamente es lo que alarmó a la dirección.

Por supuesto, esta web de la que hablamos estaba a la vanguardia en cuanto a las técnicas de desarrollo web y al día en las cambiantes tendencias estéticas. No obstante, no se había cuidado su contenido: los textos.

Por ejemplo, esta empresa se presentaba y se definía como lo hace la mayoría de las empresas:

LA-EMPRESA-TAL es una compañía joven, dinámica y comprometida con sus clientes. LA-EMPRESA-TAL hace una clara apuesta por la innovación y la competitividad, y está formada por profesionales altamente cualificados y con una amplia experiencia en el sector de XXXXXXX.

Lógicamente, si una empresa o un profesional no parecen únicos o diferentes ante los ojos de los potenciales clientes, entonces éstos no los van a elegir, sino que preferirán seguir contratando los servicios de sus proveedores actuales.

Por supuesto, diferenciarse de cualquier manera tampoco es la solución. Como muestra la foto siguiente, “sólo porque seas único no significa que seas útil”.

Image created by John D. Williams

Y volviendo a la web de mi cliente… Ni que decir tiene que la primera impresión que genera una web lo hace mediante su home, y como dijo la famosa diseñadora de moda francesa Coco Chanel: “no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.”

¿Y qué ha pasado tras la reescritura de los contenidos? Pues, que el número de “visitas únicas absolutas” ha aumentado a una media de diecisiete mil diarias (y la tendencia es ir aumentando cada mes), y el número de “páginas vistas” se ha elevado hasta las cincuenta y cinco mil; por tanto, cada visitante entra en 3,23 páginas de la web. Y mejor aún: se ha multiplicado el número de llamadas recibidas, de correos electrónicos y de formularios cumplimentados de la web.

Estoy feliz, muy feliz, porque la dirección de esta empresa me ha ofrecido un acuerdo a largo plazo para que me encargue de redactar todos sus textos, tanto internos como externos.

Anuncios

2 pensamientos en “Si no eres único o diferente, entonces eres vulgar, uno más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s