Esto no me entra en la cabeza…

Hace mucho tiempo aprendí que el tema de conversación favorito de cualquier persona es uno mismo. Además, es el único asunto sobre el que lo sabemos todo, todo, todo. No obstante, también aprendí hace mucho tiempo que el tema de conversación que menos le importa a los demás soy yo y todo lo que tiene que ver conmigo; por eso suelo evitar hablar de mí. No obstante, a veces no tengo más remedio que hacerlo, como en esta ocasión, que me viene muy bien para introducir lo que quiero expresar en este post.

Hace pocos años, antes de la crisis, yo tenía dos empresas. En una de ellas trabajaban pocas personas y en la otra un número considerable. En mis dos empresas había cuatro niveles de ingresos: el de los colaboradores que tenían menos responsabilidad, el de los que tenían una responsabilidad intermedia, el de los que tenían una gran responsabilidad, y el mío, que era el que partía el bacalao. Por tanto, yo era el que más cobraba. Y aprovecho para decir que los colaboradores del cuarto nivel, los del nivel menos retribuido, eran bimileuristas, es decir, cobraban más de dos mil euros. ¡Qué tiempos…!

El principio fundamental por el que se rige cualquier empresario es: «nunca hagas nada que pueda hacer otra persona (un colaborador) mejor o igual que uno mismo, y que encima cobre menos». Por “culpa” de este principio es por lo que el empresario es el que más cobra en su empresa, y el máximo responsable de cualquier organización es también en que más cobra de entre todos sus miembros.

En el gobierno de nuestro país, en teoría, es el presidente el que más cobra, luego están los ministros, y en tercer lugar los secretarios de estado, que en algunos casos, cuando a su sueldo le sumamos los complementos, las dietas y el resto de beneficios, resulta que acaban cobrando bastante más que el propio presidente, y aquí es donde empieza a picarme la coronilla…

¿Cómo es posible que el presidente de España SA gane menos que otros miembros de esta empresa? ¿Cómo es posible que el presidente gane menos que algunos secretarios de estado, que algunos presidentes de comunidades autónomas, que algunos senadores, que muchos alcaldes…)? Esto no me entra en la cabeza.

¿Cómo es posible que el presidente del gobierno de España, don Mariano Rajoy, que además es el presidente de su partido, el Partido Popular, gane 78.000 euros al año, mientras que la señora Ana botella, alcaldesa de Madrid (no elegida por los ciudadanos de la capital) cobre más de 100.000 euros al año?

Como tampoco me cabe en la cabeza que el marido de Ana botella, de cuyo nombre no me acuerdo, a la sazón, presidente del gobierno, permitiera que su amigo de la adolescencia Miguel Blesa, se convirtiera en presidente de Caja Madrid, lo que le iba a suponer al segundo ganar mucho más dinero que el primero, que fue quien lo enchufó. Esto no me entra en la cabeza.

La única explicación que le encuentro a todo esto, es que si antes de la crisis algunos de mis colaboradores hubieran cobrado más que yo, yo no hubiera podido evitar robar en mi propia empresa, me hubiera visto obligado a imponerle al contable de mi empresa que me pagara sobresueldos o me entregara sobres con dinero B cuando nadie me estuviera mirando, porque yo, que era el superior jerárquico, tenía que ser el mejor pagado.

Y para quitarle peso a la reflexión del párrafo anterior, por la cual, tras la futura “ley mordaza” me podrían multar, y ya que estamos hablando de salarios, aprovecho para decir que en España los sueldos que se han establecido para los políticos son muy bajos. No obstante, también pienso que nuestros políticos, según cómo han llegado a donde están y lo que hacen, cobran más de lo que se merecen. Además, en España hay muchos más políticos (cobrando de las arcas públicas) de los que verdaderamente necesita nuestro país. Si lo que ahora se destina a salarios para todos los políticos se empleara en pagar a los que realmente necesitamos, éstos cobrarían más, y por ende, atraeríamos a los mejores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s