Yo quiero ser el McDonald de los libros…

Hay escritores que creen que el arte de la escritura consiste en decir en mil palabras lo que bien se podría haber contado en ciento cuarenta y siete. Además, para alargar hasta el infinito una idea simple, una frase corta, se ven obligados a emplear frases subordinadas, que le dan al texto un cierto carácter culto, pero que lo hacen más difícil de entender por la mayoría de la gente. Este tipo de escritura obliga a una lectura más atenta, más lenta, y por supuesto, obliga a tener que volver al principio de la frase o del párrafo de forma continua.

Y no hablemos de las palabras que emplean algunos escritores.

Una persona promedio, común y corriente, puede usar unas 300 palabras para comunicarse. Lógicamente, son muchas más las palabras que la persona promedio puede entender sin ningún problema cuando lee o escucha. Éstas pueden sumar en torno a las 10.000. Pero las que habitualmente utiliza son sólo unas 300.

El idioma español debe tener unas 300.000 palabras aproximadamente. Por tanto, podemos decir que una persona normal suele usar en torno al 0,1% de las palabras disponibles. En cambio, una persona culta que lee la prensa y revistas especializadas, y que lee libros de forma habitual, podemos asegurar que usa unas 1.000 palabras para comunicarse. Por otro lado, una persona que se dedica de forma profesional a la literatura, que lee y escribe, puede usar unas 2.500 palabras.

Cuando yo escribo, lo hago pensando en las personas promedio. Más que nada porque yo soy una de ellas. Yo quiero que se me entienda. Yo no quiero ser El Bulli de los libros, yo quiero ser el McDonald de los libros. El Bulli hace comida para una minoría, y el McDonald hace comida para la mayoría. Eso sí, aunque todos sabemos que nuestras madres y mujeres pueden hacer fácilmente una hamburguesa más exquisita que McDonald, lo cierto es que McDonald vende cada día millones de hamburguesas en todo el mundo.

Si alguna vez te encuentras con un escrito mío en el que haya alguna frase engorrosa, en primer lugar, te pido disculpas; y en segundo lugar, reclámamelo, porque a cambio de cada frase dificultosa y embrollada, te regalaré tres frases sencillas y agradables. 

Cuando reviso lo que escribo, si lo que leo me suena a lenguaje escrito y no a lenguaje hablado, entonces lo escribo de nuevo. Quiero que un lector que me esté leyendo no se dé cuenta de que está leyendo. Pretendo que el lector sienta que está viviendo, y esto no se consigue con un lenguaje demasiado complejo y rebuscado.

Recuerdo que en el colegio, en segundo de EGB, mi profesor de Lengua, don Antonio, nos recomendaba leer con el diccionario al lado. Evidentemente esto era una genial idea que nunca llevábamos a cabo. Sin embargo, ahora que soy adulto, leer una novela con el diccionario al lado me hace ser consciente de que estoy leyendo y no viviendo. Por tanto, de esta manera la novela no cumple su misión de evadirme de mis quehaceres diarios.

Usar palabras engorrosas dentro de frases enredadas que conforman párrafos enmarañados no es una buena idea.

Pero lo curioso de todo esto es que don Antonio, mi profesor de Lengua en segundo de EGB, al cual me cruzo de vez en cuando y que debe rondar los setenta años, me sigue pareciendo el mismo de antaño. Es curioso…

Anuncios

5 pensamientos en “Yo quiero ser el McDonald de los libros…

  1. Yo no se si estoy de acuerdo, tendré que pensármelo.
    Ya sabes que mi actitud frente al teclado es hiperpositiva, pero claro luego llega la aptitud y entonces es cuando tengo que escribir 1500 o mas palabras para expresar lo que quiero decir, menos mal que tengo a ti para rectificarme cuando me excedo.
    En lo que no estoy en nada de acuerdo contigo es en lo del Bulli, vamos no me j….s, yo prefiero ser el bulli de lo que sea antes que el mcdonals ese, por muchas hamburguesas que venda.
    Lo que yo creo que tu te mereces y perdona que me entrometa es ser “El Bulli” y venderle tus libros a toda la gente del McDonals.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s