Dudas lingüísticas. ¿Desde dónde…?

Hola, soy Leocadio. Me llaman “El Enteraíllo”. De hecho, por Leocadio hace años que no contesto. Soy colega de Manu, y como él le da tanta importancia a lo que opinen los demás, me ha pedido que sea yo el que me encargue de la sección: “Dudas lingüísticas”.

Manu piensa que si escribe su opinión sobre algunas incorrecciones que poco a poco se están introduciendo en nuestro lenguaje, se va a ganar la imagen de pedante o presuntuoso. Y me consta que él no es nada de eso; pero yo sí, y mucho. Por otro lado, me importa un carajo lo que opinen de mí. Es más, me jode cuando mi madre me dice que soy un buen chico. ¡NO, JODER! Yo no soy un buen chico, yo soy un puto gilipollas engreído, así que no me toques la moral con halagos estériles, ¿de acuerdo? Soy “el enteraíllo”, ¿te “dá cuen”?

Y hoy quiero hablarte de que una vez dejé de escuchar un programa de radio porque su conductora no paraba de decir, prácticamente en cada frase, expresiones del tipo: “lo digo desde el respeto…”, “mis opiniones están fundamentadas desde la información…”, “respondió a la pregunta desde la ignorancia…”.

A mí particularmente me resulta muy desagradable oír este tipo de expresiones. Me suenan como el culo…

“Desde” es una preposición de lugar y de tiempo; por tanto, sólo se puede usar para indicar procedencia espacial o punto de partida temporal, respectivamente. No se puede decir “desde el respeto”, “desde la información”, “desde la ignorancia”… porque “el respeto”, “la información”, “la ignorancia”… no son ni un lugar ni un momento. Por tanto, lo correcto sería “lo digo con respeto…”, “mis opiniones están fundamentadas en información objetiva…”, “respondió a la pregunta sin tener conocimientos sobre el asunto…”.

Es muy habitual oír este tipo de expresiones (que algunos denominan cultismos) en la clase política y en algunos periodistas (repito, sólo en algunos periodistas, claro). Pero las están contagiando de forma acelerada en la población en general. Mucha gente usa mal ciertas palabras y expresiones creyendo que son correctas, incluso cultas, sin analizarlas y ponerlas en cuarentena, simplemente porque se han puesto de moda. Es muy bueno para nuestro idioma que nos cuestionemos todas esas expresiones que de repente se empiezan a oír y a leer en los medios de comunicación, y que “suenan” tan raras.

Precisamente yo me voy a encargar de escudriñar ese tipo de cuestiones en esta sección. Con tu permiso, y sin él también. Y todo esto lo digo con mucho respeto, no desde el respeto, sino desde Jerez. Soy vecino de Manu.

Hasta la próxima.

El Enteraíllo.

Anuncios

3 pensamientos en “Dudas lingüísticas. ¿Desde dónde…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s