Un billete de 513 euros

Hoy estoy muy cabreado porque una vez más he comprobado que en el ámbito profesional hay personas que se autoproclaman profesionales pero que sin embargo son unos chapuzas, y que siguen haciendo las mismas fullerías que hacían en su etapa estudiantil, porque sin duda las hacían.

Es habitual, y hasta comprensible, que un estudiante al que su profesor le haya encargado hacer un trabajo para entregárselo al cabo de dos semanas, se sienta tentado a dejarlo para más adelante, porque ahora tiene que estudiar para el examen de Matemáticas, o simplemente porque prefiere jugar con la Play Station.

Generalmente, cuando una tarea que debemos resolver no nos resulta agradable, se suele dejar para más adelante. Esto hace que a medida que pasa el tiempo y nos vayamos acercando a la fecha límite, nos vayamos agobiando cada vez más. Asimismo, en la mayoría de nosotros, dejar las cosas para luego conlleva también un sentimiento de culpabilidad.

Cuando las cosas que tienen un plazo límite se dejan para el último momento, casi siempre se convierten en un problema, y hasta lo más simple se acaba complicando. Y la sensación de culpabilidad de produce haber complicado innecesariamente algo tan sencillo no es una buena ayuda para resolver dicho asunto en el último momento.

Si esto de demorar las cosas para más adelante en el ámbito estudiantil se llega a convertir en un hábito, una vez que el alumno ya es un adulto, puede que no solamente siga posponiendo las tareas y las obligaciones, sino también el logro de sus objetivos y hasta su propia felicidad.

¿Qué hace el alumno del ejemplo cuando se enfrenta al trabajo pendiente justamente el día antes de la fecha límite? Seguramente le pedirá el trabajo terminado a otro compañero que ya lo haya desarrollado, y lo copiará todo excepto el nombre del autor.

¿Quién no ha sido fullero en su época de estudiante? La mayoría lo hemos sido. Además, haber hecho este tipo de trampas es lo que diferencia al listo-inteligente del inteligente a secas. Y ser listo-inteligente puede que sea mejor para desenvolverse en un mundo como éste en el que vivimos.

Dios me libre de estar haciendo apología de la fullería, ni mucho menos. De hecho, estoy aquí para criticar a un fullero con el que me he topado recientemente. Y es que, por desgracia, los fulleros no se cuentan sólo entre los estudiantes, sino entre los “profesionales”, de todos los campos. Hay tramposos y fulleros en el campo de la medicina, de la ingeniería, de la fontanería, de sus labores y de lo que sea. Hay gente que te presupuesta un trabajo bien hecho y luego te entregan un trabajo mediocre.

A esta persona que me ha intentado engañar le he ofrecido la posibilidad de pagarle con un billete de 513 euros, pero el cabrón no lo quiere, porque dice que ese billete no se lo van a aceptar en ninguna parte. Joder, pues él me ha querido entregar un trabajo que no es aceptable tampoco en ninguna parte.

En fin, que estoy cabreado, muy cabreado. Menos mal que me resulta fácil pensar en otra cosa y evadirme de mis problemas. Y ahora voy a pensar en que…

Si yo estoy aquí es porque hace no sé cuántos millones de años una mujer y un hombre tuvieron un hijo varón, el cual junto con otra mujer tuvieron otro hijo varón, el cual junto con otra mujer tuvieron otro hijo varón, el cual junto con otra mujer tuvieron otro hijo varón… y así hasta que por fin un hombre junto con otra mujer tuvieron a mi tatarabuelo, que junto con mi tatarabuela tuvieron a mi abuelo, que junto a mi abuela tuvieron a mi padre, que junto a mi madre me tuvieron a mí. Por tanto, me siento obligado a tener un hijo varón, si no, yo sería el último varón de mi línea ascendente. Y aún no he comprado ni un par de patucos…

Ufff, qué mal rollo me está entrando por el cuerpo.

A veces, me gustaría ser una ameba, así ni me cabrearía con los fulleros ni le daría tantas vueltas a la cabeza…

Anuncios

2 pensamientos en “Un billete de 513 euros

    • Hola Mahuel.

      Lamento haberte respondido tan tarde. Me halagan mucho tus palabras. Pero más halagado me sentiré cuando tú seas un gran escritor y yo te recuerde este comentario que dejaste en mi blog…

      Te espero más veces por aquí. ¡Bienvenido!
      Manu

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s