Sal de mi cabeza y entra en mi vida…

Hace muy poco tiempo que utilizo Twitter. Nunca me sentí tentado a averiguar de qué se trataba. Sin embargo, hace sólo dos meses un amigo me recomendó que me abriera una cuenta. Le puse muchas objeciones, pero afortunadamente me convenció. Hoy puedo decir que me encanta Twitter. Twitter me ha ofrecido y me sigue ofreciendo muchas satisfacciones. Pero sobre todo, me ha permitido conocer gente maravillosa que de otra manera “a lo peor” jamás hubiera conocido.

Ahora mismo soy incapaz de definir qué es Twitter. Una definición debe ser una declaración que exprese las propiedades del concepto que se quiere definir. Además, una definición debe ser concisa, clara y con significado de autoridad.

He leído muchas de las innumerables definiciones que se han hecho de Twitter. Pero… o bien no me parecen claras o bien carecen de un significado de autoridad, por no ser exhaustivas, bajo mi punto de vista. Por eso, cuando alguien me pregunta que por qué me gusta tanto Twitter, le contesto que “me gusta tanto porque independientemente de lo que busque una persona, lo podrá encontrar en Twitter; por supuesto, si lo usa de forma adecuada y según lo que busque”.

¿Y qué es lo que busco yo en Twitter?

Antes de contestar a esta pregunta me gustaría descender a la raíz del asunto.

Yo soy escritor, escribo libros. Hasta ahora, principalmente era escritor negro; es decir, escribía para terceras personas que ponían su nombre en la portada de los libros. Por supuesto, a cambio de esto me pagaban, muy bien, por cierto.

La mayoría de la gente se pregunta (me pregunta) “¿y por qué demonios permites que otros pongan sus nombres en las portadas de las obras que tú escribes?” La respuesta a esta interesante pregunta es larguísima. Tan larga, que te aseguro que podría escribir varios libros explicándote por qué lo hago. De hecho no descarto que algún día escriba esos libros… Pensándolo bien, no escribiré varios sino que procuraré condensar esa larga respuesta en un solo volumen, pero será de los gordos, de esos de más de setecientas páginas… Aunque ya te adelanto que si soy escritor negro no es porque sea tonto, sino todo lo contrario; es decir, escribo para otras personas porque soy muy listo. Pero… lo dejo aquí, porque si no, me voy a enrollar.

A ver si un día de estos te hablo a fondo aquí en el blog sobre la figura del escritor negro. Realmente te hablaré sobre lo que yo hago como escritor negro. Pero eso será otro día.

Continuamos… ¿Qué busco yo en Twitter?

Hace poco he decidido empezar a compaginar mi labor como escritor negro con la de escritor normal; es decir, voy a empezar a publicar también con mi nombre.

Como negro llevo trece años, más o menos, y en total he escrito unos 98 libros de todo tipo (estoy terminando el 99 y escribiendo también los que serán el 100 y el 101), de los cuales, el 93% se han publicado de forma tradicional por diferentes editoriales. (Estas cifras están actualizadas aquí). Por tanto, ahora que ha llegado la hora de empezar a publicar con mi nombre, no me siento nada motivado a que tener que esperar a que una editorial se interese por mis novelas. De hecho, conozco muy bien el negocio de los libros y quiero hacer cosas diferentes: quiero dedicarme a auto publicar mis propias obras, tanto en formato digital como en formato papel, eliminando a tanto intermediario que no hace más que incrementar los precios de venta sin aportar casi ningún valor en el camino.

Antes, la auto publicación era la única salida para aquellos autores cuyas obras habían sido rechazadas por las editoriales. Hoy, la auto publicación es una alternativa a la edición tradicional. Gracias a los adelantos tecnológicos y a los avances en las tecnologías de la comunicación en general y de las redes sociales en particular, es más fácil llegar al público objetivo de tus obras sin necesidad de los canales tradicionales, que repito: hacen que los libros sean más caros y que el reparto del precio del libro se haga de forma injusta, siendo el escritor (supuestamente la figura más importante de todo el proceso) el que menos gana.

Por eso, aprovecho este post para animar a todos aquellos escritores noveles (y no noveles) a que tomen la iniciativa de emprender la fantástica aventura de autoeditar sus libros. Y por supuesto, que no hagan caso a esas personas que intentarán desanimarles con la palabra “imposible”, cuando ellas ni siquiera lo han intentado.

Y el que no se sienta seguro, que me consulte personalmente, que yo le disiparé todas sus dudas…

Y aquí es donde entra Twitter. Es verdad eso que dicen de que me enrollo demasiado… Fíjate si me enrollo que por fin voy a empezar a contarte a partir de aquí lo que pretendía narrarte desde el principio.

Quiero utilizar Twitter principalmente para comprobar si a los lectores potenciales de mis novelas, les gusta lo que escribo. La experiencia me dice que no debo hacerlo tan mal puesto que se han publicado casi cien libros escritos por mí; pero a veces me queda la duda de si mi éxito se ha debido a que los autores que figuraban en las portadas de los libros eran de esos que salen en la tele muy a menudo. Por eso, quiero ser yo mismo el que compruebe de primera mano si la gente quiere leerme a mí, a Manu Moreno. Así que, hace dos meses, además de crear este blog en el que estás ahora, también abrí una página de Facebook y la cuenta de Twitter de la que te hablo.

Y ya que estamos… aprovecho para hacer un poco de campaña: por favor, si no te resulta muy embarazoso, te ruego que entres en www.facebook.com/ManuMorenoEscritor y cliques en “Me gusta”. A ti no te supondrá mucho esfuerzo y a mí me harás muy feliz… Asimismo, si usas Twitter, ¿qué te cuesta seguirme (@ManuEscritor)?

Una vez hecha la cuña publicitaria, continuamos.

Fíjate si es maravilloso Twitter, que hasta me ha animado a replantearme el título de la primera novela que quiero autopublicar.

Antes de ayer; es decir, el miércoles 29 de agosto, por la tarde, estuve en Twitter escribiendo algunos tuits románticos. Me sentí muy a gusto porque tuvieron aceptación: algunas chicas y pocos chicos retuitearon y marcaron como favoritos estos tuit. Pero hubo uno que tuvo un especial éxito. Me refiero a éste: “Sal de mi cabeza y entra en mi vida…”

Seguro que algún chico malo está pensando: “Vaya, pues tampoco es para tanto”. No sé si es para tanto o no, pero tuvo éxito, incluso varias chicas hicieron algunos comentarios más bonitos que el propio tuit. Y pensé: “si tanto ha gustado este tuit y además se amolda muy bien a la trama de la novela, entonces ¿por qué no barajo la posibilidad de usarlo como título de la misma?” Y es que el título inicial: “Rendirse al amor”, no me acaba de convencer. Por eso, quiero que seáis vosotros mismos los que me digáis qué debo hacer, ¿mantengo el título anterior o lo cambio por éste?

¿Piensas que este nuevo título es demasiado largo?

En cuanto a la extensión adecuada del título de un libro no hay reglas fijas. El título de un libro es equivalente al titular de una noticia de un periódico. Si el titular capta la atención del lector, entonces éste leerá la noticia completa. De igual forma, si el título de un libro capta la atención del lector potencial, éste cogerá el libro y lo ojeará si está en la librería, o clicará sobre el título (o sobre la portada) si está visitando la web de una librería on line.

Sin duda, ha habido títulos geniales de una o dos palabras y también de dieciocho. La atención de los lectores se ha conseguido captar con titulares muy cortos y muy largos.

Además de captar la atención del lector, el título de un libro también deber ser un buen resumen del mismo. Por supuesto, no se debe escribir un resumen de ocho palabras si se puede hacer con tres.

En mi caso, creo que tanto “Rendirse al amor” como “Sal de mi cabeza y entra en mi vida…”, serían dos buenos resúmenes de la novela que voy a publicar en los próximos días. Así que cuál te gusta más.

Por favor, envíame un correo electrónico a ManuMorenoEscritor@gmail.com antes del viernes 7 de septiembre de 2012, a las 18,00h, y deja tu sugerencia sobre el título de la novela. Voy a sortear un ejemplar impreso de la novela entre todas las personas que me ayuden a decidir esto.

Te mantendré informado a través de este blog, y mediante Facebook y Twitter.

Gracias.

Anuncios

6 pensamientos en “Sal de mi cabeza y entra en mi vida…

  1. En la vida no creo que los que se rinden sean héroes, salvo los/as que nos rendimos todavía al amor… La excepción que confirma la regla. Ya sabes cual es mi titulo!!!

    Me gusta

  2. Mi voto es para “sal de mi cabeza y entra en mi vida” ¿Por que? Porque si estuviera en la librería ojeando libros, este titulo me llamaría mas la atención, picaria mi curiosidad y me llevaria a comprarle. El otro me parece mas evidente.

    Me gusta

    • Hola Rosana.

      Gracias por tu aportación. Aunque te estoy contestando después de que se haya realizado el sorteo y, por tanto, después de que ya se haya decidido el título definitivo de la novela, tú también has participado en dicho sorteo.

      Como sabes, el título que ha resultado elegido por mayoría es el que a ti te gusta: “Sal de mi cabeza y entra en mi vida”. Me parece muy acertada la explicación que das sobre por qué prefieres este título.

      Gracias por tu ayuda.
      Manu

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s