¿Son tan buenos todos los best-sellers como los pintan?

Una vez me contaron una historia real que me ayudará a ilustrar este post.

En el año 2007, en una estación de metro en el Distrito de Columbia, un hombre se sentó en el suelo y comenzó a tocar su violín. Al cabo de unos minutos un señor que pasaba por allí se percató de que había un músico tocando y se paró, pero después de unos segundos se fue. Un minuto más tarde, el músico recibió su primera propina: una mujer le echó un dólar pero sin ni siquiera pararse a escucharlo. Un poco después, otro hombre se apoyó en la pared a escucharlo, pero miró su reloj y se fue corriendo. Quien realmente mostró un verdadero interés por el violinista fue un niño pequeño que se detuvo a escuchar, pero su madre lo agarró del brazo y tiró de él, aunque éste volvía la cabeza todo el tiempo.

Durante los 45 minutos que el músico estuvo tocando se calcula que pasaron unas 1.500 personas delante de él. Pero sólo 6 se detuvieron, aunque apenas durante unos segundos. Unas 20 le dieron dinero, pero sin pararse. Sólo recaudó 32 dólares. Cuando acabó su actuación, se hizo el silencio. Nadie se dio cuenta. Nadie aplaudió. Aquel violinista no era cualquier persona, era Joshua Bell, uno de los músicos más talentosos del mundo. Había interpretado algunas de las piezas más complejas jamás escritas, en concreto interpretó seis piezas de Bach, con un violín valorado en más de 2,5 millones de euros. Dos días antes de tocar en el metro, este aclamado músico había ofrecido un recital en un teatro de Boston, para el que se agotaron todas las entradas, las cuales tenían un precio promedio de unos 120 euros.

Ésta es una historia verídica. Fue un experimento desarrollado por el diario The Washington Post como parte de un estudio sociológico que trataba de analizar los gustos y la percepción de las personas.

Una de las posibles conclusiones que se puede sacar de esta experiencia podría ser que “el contexto es muy importante”. A veces, incluso más importante que el propio hecho. Entendiendo por contexto ese conjunto de circunstancias que rodean al hecho, y que hacen que éste se perciba o se interprete de una determinada manera. Por eso me pregunto: ¿realmente reconocemos el talento en un contexto inesperado? Formularé mi pregunta de otra forma: ¿“leemos con buenos ojos” un libro porque en la portada lleva el nombre de un autor conocido o el sello de una editorial grande? Cuando empezamos a leer un libro del que se habla en los medios de comunicación, ¿lo hacemos con la predisposición a que nos guste?

Soy escritor negro desde hace varios años. Conozco muy bien el mercado editorial. Lo conozco desde arriba, desde abajo, desde el lado derecho, desde el izquierdo, desde la parte frontal, y por supuesto, desde la parte trasera. Conozco el mercado editorial desde todas las perspectivas posibles. Y sé, por ejemplo, que mucho antes de que las editoriales reciban los datos reales de ventas, algunas ya empiezan a anunciar a bombo y platillo que su última publicación es un best-seller, lo cual produce ese efecto de bola de nieve: como la gente se entera de que un libro determinado se está vendiendo mucho, entonces lo compra en masa, y al final, se acaba convirtiendo en un best-seller.

Os podría contar muchas cosas (algunas las contaré) vividas en primera persona, que demuestran que si una editorial con recursos quiere, puede convertir cualquier libro en el best-seller del momento, y a su autor en el más mediático del mundo.

Sé que esto que estoy contando no me ha ayudar a ganar amigos editores. Pero no me importa, porque yo escribo para que la gente que me lee pase un rato agradable, no para agradar a los editores.

Cuántos libros maravillosos nos estaremos perdiendo porque no están adornados con el contexto deseable…

Anuncios

6 pensamientos en “¿Son tan buenos todos los best-sellers como los pintan?

  1. pues es la pura verdad y como ejemplo y no se si a sido best seler pero si novel de literatura-Las abuelas-y no recuerdo quien lo escribio un chasco, o el ultimo de Carlos Ruiz Zafon mucho ruido y pocas nueces lo tenia vendido antes de escribirlo y se a relajado ya no tendre tanta prisa en comprar el proximo k escriba.

    Me gusta

  2. Genial….ahora la pregunta que me hago es si me gusta lo que escribes por lo que dices o realmente me gusta porque Rosana Güiza Alcaide twitea tu artículo en mi cronologia. Que no es lo mismo que me recomiende ella(aunque no me lo haga a mi expresamente) a que mi vecino, el pesado del 2, me lo intente vender mediante panfletos en el cesto de la publicidad de mi bloque.
    En Fin, que está claro que los contextos son reales…y todo lo que sentimos son fruto de ellos. Y en ello estamos todos. Enhorabuena

    Me gusta

  3. El tema de los best-seller sólo es un pequeño apartado del universal tema del borreguismo :” lo que hace un borrego los otros hacen lo mismo”. O cuando se abre un local nuevo de copas : “¿Dónde va Vicente ? donde va la gente”. Vas de paseo, encuentras un sitio muy agradable pero sin público y no entras . El de un poco más allá que es un antro está hasta arriba de gente : “Donde hay masa ,bien se pasa”
    Casi todos adolecemos de criterio en muchos temas, y preferimos seguir un criterio ajeno antes que equivocarnos al elegir. Y en caso de no fiarnos del criterio de alguien que consideramos autoridad sustituimos ese muy probable buen criterio simplemente por el de una mayoría …claro , que así nos va “mal de muchos consuelo de tontos”.
    Para una editorial producir un best seller se basa en crear una buena campaña de publicidad, igual que con una buena campaña nos venden una pulsera de goma que aumenta el rendimiento muscular, una pasta de dientes blanqueadora, música de un grupo de cantantes que no cantan, agua embotellada que es agua del grifo, carne de bueyes que no existen, cuadros de pintores ridículos, coches que corren a 250 por hora para carreteras con tope en 120…
    Bueno, cojo carrerilla y ya sabes que se me calientan las neuronas.

    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s