El dinero SÍ da la felicidad

En mi primer post advertí de que este blog lo quiero usar, principalmente, para dar a conocer mi última novela “Rendirse al amor”. No obstante, como el viernes pasado hice otra presentación de mi penúltimo libro (“El dinero SÍ da la felicidad”) hoy no puedo evitar hablar sobre este evento.

Asistieron cuarenta y siete personas, que amablemente mostraron un gran interés y que al final me felicitaron por mi exposición. No obstante, el mérito no fue mío sino de los propios asistentes, quienes me hicieron un montón de preguntas interesantes. Está claro que la calidad de mis respuestas dependió íntegramente de la calidad de las preguntas que me formularon. Me resultó muy fácil presentar el libro ante un público tan interesante.

Siempre he pensado que el mejor resumen de un libro es su propio título. Por eso, éste que elegí no era el más adecuado, porque parece que se trata de un ensayo sobre la felicidad y el dinero. Pero realmente no lo es. Sólo pretendía captar la atención de la gente que se cruzara con la portada del libro. El subtítulo, en cambio, sí muestra de forma más fiel qué se trata en el mismo: “Un día como hoy, pero dentro de 10 años, habré acumulado 1 millón de euros”. Este libro es un manual de finanzas personales que escribí para ayudar a salir de esta dichosa crisis.

¡Y por fin ha salido la crisis…!

Pues sí, estamos inmersos en la crisis financiera internacional más grave y más compleja desde el crash de 1929. La cual se agrava en España porque a la vez estamos sufriendo las consecuencias del estallido de la «burbuja inmobiliaria». Y aunque esta crisis es mundial y nos está perjudicando a todos, hay gente a la que le está afectando menos que a la mayoría. Y esta gente se caracteriza porque en el pasado tomaron las decisiones adecuadas sobre el dinero.

Todo el mundo maneja dinero: poco, suficiente o mucho. Por tanto, todo el mundo, durante los últimos años ha tomado decisiones respecto de su dinero. Y esas decisiones, las cosas que hemos hecho, las cosas que hemos dejado de hacer, nuestra forma de pensar y de actuar respecto del dinero…, son las que ahora nos está pasando factura.

En el libro “El dinero SÍ da la felicidad” se narran cuáles deberán ser las decisiones acertadas y la forma correcta de actuar a partir de ahora mismo para salir de esta crisis y para que en la próxima, que llegará en unos pocos años, nos coja perfectamente preparados y no nos afecte en la misma medida que la actual.

Además, se presenta un flexible plan financiero personal que cualquier persona con ganas de aprender y de trabajar de modo constante y decidido podrá desarrollarlo con éxito. También se explica qué hacer y cómo hacerlo para empezar a administrar de forma inteligente el dinero, independientemente de cuánto se gana o de cuánto se tiene. Asimismo, también se enseña a invertir partiendo desde cero en dinero, conocimientos y experiencia, para llegar a convertirse en un inversor profesional.

Por supuesto, durante la presentación, una vez más surgió el apasionante debate que siempre (no casi siempre, sino siempre) suscita el título y el subtítulo del libro.

Uno de los asistentes preguntó: «¿y de qué sirve acumular un millón de euros si luego puedes tener un accidente fortuito o padecer una enfermedad grave que no te permitiría disfrutar de tu dinero…?»

Evidentemente, esta persona hizo una reflexión muy común que surge tras leer la portada del libro.

Yo le contesté a esta persona: «¿Acaso existe alguna relación directa entre tener un millón de euros y sufrir un accidente o padecer una enfermedad grave?» Su respuesta, lógicamente fue negativa.

Continué: «¿Acaso debemos dejar de hacer cosas grandiosas porque de forma fortuita e imprevisible nos pueda suceder algún contratiempo en el futuro?» Su repuesta volvió a ser «no».

«¿Acaso debemos preocuparnos por lo que está fuera de nuestro control en vez de ocuparnos de lo que sí depende de nosotros?» De nuevo respondió «no».

«¿Y si no sufrimos ningún accidente y ninguna enfermedad…?» Esta persona no respondió nada, se quedó mirándome en silencio, sonriendo, así que tampoco hice más preguntas…

¿El dinero realmente da la felicidad? Esta pregunta es tan transcendental que requeriría otro libro de cuatrocientas páginas para responderla. No obstante, lo que sí puedo asegurar es que la vida de cualquier persona, independientemente de en qué situación se encuentre, mejoraría con más dinero. Sin embargo, mucha gente se autoconsuela pensando y diciendo que aunque no tiene mucho dinero sí disfruta de una buena salud o de muy buena relación con su familia y sus amigos, o de ambas. Y lo dicen como si no fuera posible tenerlo todo a la vez, incluido el dinero.

Hay personas que ponen excusas absurdas cuando no quieren sentirse responsables de su propia realidad, sino que prefieren culpar a las circunstancias de la vida que llevan.

En vez de preocuparnos de lo que no depende de nosotros, mejor debemos ocuparnos de lo que sí depende, de aquello que está dentro de nuestra responsabilidad. ¿Y sabes cuál es una de esas cosas que depende de nosotros? Nuestros sueños. Ocupémonos de convertir en realidad nuestros sueños… Y este libro nos ayuda a lograrlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s